El Padre Llanos y el Pozo del Tío Raimundo

Foto del Padre Llanos y La Pasionaria

Este artículo ha cambiado a: El padre Llanos en el Pozo del Tío Raimundo

ASOCIACIONES QUE TRABAJAN EN EL POZO DEL TÍO RAIMUNDO.

Comedor social
«La Fonda»

Sancho Dávila, 33 – Madrid

Más información y colaboraciones

Comedor social La Fonda

Comedor Social
Mensajeros de la Paz

Cabo de Tarifa, 2 – Madrid

Más información y colaboraciones

Comedor social Mensajeros de la Paz

Libro historia de Entrevías Pozo del Tío RaimundoHistoria de Entrevías (I):
Preludio al Pozo del Tío Raimundo

Por Jesús Sordo Medina

Excepto el de José Cortina, los nombres de los primeros pobladores del Pozo del Tío Raimundo no han trascendido en la tradición popular que posteriormente recogieron los historiadores. Sin embargo, gracias a las hemerotecas se han conservado unos documentos de la época sobre un hecho que ocurrió en el Pozo en 1928 que nos sirve para identificar a esos primeros vecinos. Así el famoso «vecino de Vallecas que puso una taberna al pie de la vía del tren» sería un tal Ángel Álvarez, perteneciente al somatén de Vallecas, aquella organización paramilitar compuesta de civiles que colaboraban con las fuerzas de seguridad para mantener el orden durante la dictadura de Primo de Rivera. El hecho de que Ángel Álvarez fuera somatenista en Vallecas le convierte muy posiblemente en vecino de este barrio y no un emigrado de otras tierras.

En el caso del «primer emigrante de Martos», realmente, serían dos personas: Francisco y Pablo Valles —a todas luces hermanos— quienes, junto a José Cortina y el propio Ángel Álvarez, conformarían el primer vecindario conocido del Pozo del Tío Raimundo.

Capítulos del libro:

  • Introducción: objetivos de este texto.
  • Dónde está el Pozo del Tío Raimundo.
  • Heredad de Carrantona y el Carrascal de Vallecas.
  • Sexmo de Vallecas.
  • La Finca de los Pozos.
  • Las cambroneras dan nombre a varios lugares en el mediodía madrileño.
  • El Tío Raimundo.
  • El Camino de Tomateros y la parcelación de la Finca de las Cambroneras.
  • Una vaquería, una taberna, un emigrante de Martos, la Caseta del Tío Raimundo y la Escuela de Vallecas.
  • El Pozo del Tío Raimundo: «un reducto de rojos» en la «pequeña Rusia».
  • Fin del preludio.
Sordo Medina
Redactor, articulista y escritor.

3 Comments

  1. Yo tenia cuatro años cuando mi padre y mi madre compraron un terreno en el Pozo y se hicieron una casa,ahora tengo sesenta y cinco y recuerdo esos cinco años que viví allí (pues luego nos fuimos a las domingueras) como uno de los periodos mejores de mi vida.Pero me da rabia que en ninguno de los escritos que se hacen del Pozo se hable de la labor que hicieron las maestras que había en el primer colegio que se construyó.
    StªMari Carmen y Victoria,siempre las recuerdo.

    1. Gracias por el comentario, Carlos. Sí, tienes razón, hasta donde yo he leído, cuando se habla del Pozo, la mayoría de los textos hablan sobre el Padre Llanos y su biografía y otras personas importantes aparecen sólo de refilón.

      He revisado algunas páginas del libro Azul y Rojo, de Pedro Miguel Lamet, y menciona a varias profesoras: Ana María Estévez, Margarita Borregón y también cita a Carmen, profesora de una pequeña escuela y que también enseño a Benito (natural de Ocaña) y quien se convirtió en secretario del Padre Llanos. Seguro que te trae buenos recuerdos.

      Saludos,
      Jesús

Comments are closed.