Alquiler de equipos para el desarrollo de proyectos audiovisuales

Comprar equipo vs alquilar equipo

Entre todas las herramientas digitales que poseo para promocionar mis servicios -y a mí mismo-, me queda pendiente contar con recursos a nivel audiovisual. Reconozco que no soy buen youtuber, tal vez por la edad, o por mi formación orientada a la redacción y la programación. También es verdad que nunca he contado con equipos audiovisuales de calidad y, lo peor de todo, que nunca se me había pasado por la cabeza que no es necesario comprarlos sino que existe la posibilidad de alquilarlos, tanto todo tipo de cámaras para realizar vídeos corporativos como alquilar proyector profesional para presentaciones a clientes o en eventos de marketing y publicidad. Un error histórico por mi parte, pero que quiero subsanar parcialmente, animando al personal a que tenga en cuenta el alquiler de equipos: cubren las necesidades de cualquier proyecto y el ahorro con respecto a la compra es más que claro.

Alquiler de equipos y accesorios para grabar

Alquiler de equipos

Todo depende, por supuesto, del tipo de proyecto a desarrollar. Si se quiere abrir una canal en Youtube para fidelizar a clientes y seguidores con vídeos formativos sencillos, las necesidades se pueden reducir a un cámara pequeña en marcas como Panasonic o SONY, una cámara óptica y luego hacerse con un mezclador digital.
Si lo que se quiere es grabar un evento empresarial o una presentación, entonces se pueden necesitar dos o más cámaras, equipos de audio e iluminación y sistemas de control, además claro de equipo para mezclar lo grabado.

Alquiler de equipos para visualizar contenidos

Alquiler de proyectores

Si lo que se quiere es mostrar contenido en una feria o reunión con gran afluencia, muchos emprendedores que no cuentan con capacidad de adquirir sus equipos  utilizan el alquiler temporal -desde unas horas a varios días- para realizar el trabajo. Hablamos en este caso del alquiler de equipos informáticos para mostrar el producto audiovisual; streaming para poder conectar y mostrar contenido con Internet como fuente; proyectores clásicos para mostrar distintos formatos de vídeo; plasmas y TFT para grandes pantallas en grandes espacios y con capacidad de visualizar 3D o equipos de traducción simultanea para audiencias cosmopolitas y reuniones de empresa.

¿Adquirir equipo propio o alquilar?

Comprar equipo vs alquilar equipo

Es cierto que si el volumen de eventos de este tipo es alto, contamos con proyectos de larga duración y se cuenta con capacidad económica para adquirir los equipos mencionados, lo mejor es adquirirlos para disponer de ellos cuando sea necesario.
No obstante, la opción del alquiler resulta una buena solución audiovisual para eventos y congresos de corta duración o cuando el presupuesto debe ajustarse, como ocurre con las pequeñas empresas, autónomos o startups.

También es cierto que las empresas que alquilan estos equipos están facilitando el alquiler flexibilizando las condiciones, ofreciendo a la vez un servicio de alta calidad con la última tecnología – sin necesidad de comprar – y dando la posibilidad de disponer del equipo en cuestión de horas para poder cubrir emergencias. Tampoco hay que olvidar que, además de cámaras y proyectores, se puede alquilar cualquier tipo de equipo audiovisual, por secundario que parezca o, aparentemente, difícil de encontrar.

Así que, si tienes una actividad comercial o empresarial y crees que las producciones audiovisuales pueden ayudar y aportar a tu negocio, no dudes en sopesar el alquiler de equipos de forma puntual.

Sordo Medina
Redactor, articulista y escritor.