Por un fardo de hierba

Por un fardo de hierba

— A ver, Olegario, ¿primer caso para hoy? —preguntó el juez.
— Sí, magistrado. Una pelea en el Pozo del Tío Raimundo.
— ¿El Pozo del Tío Raimundo? —y el juez rascose la coronilla—. ¿Y ese barrio dónde está?
— Es tierra de pan llevar; camino del Pueblo Vallecas por Yeseros, torciendo a la altura de Palomeras por Tomateros y…
— Pare, que ya me hago una idea. Se conoce usted Madrid al dedillo. Pedro Teixeira a su lado: un aprendiz. Cuénteme los hechos.
— Sí, Don Antonio. Leo el atestado policial:

Francisco Posi, Cayetana Ruiz y la hija de ambos volvían del Puente de Vallecas con un fardo de hierba cuando se toparon con Rafael Parra, el guarda del sitio conocido como el Pozo del Tío Raimundo. Como éste quiso hacerse con el fardo y todos se negaron, Rafael Parra la emprendió a palos con el cabeza de familia y luego con su mujer e hija. Estos respondieron y el agresor recibió algunos coscorrones.

— ¿Y todo un por un fardo de hierba?
— Aparentemente.
— En fin. ¿Fecha de hoy?
— Martes, 12 de mayo de 1910.
— ¡Olegario!
— ¿Sí?
— El año sobra.

Facebook Comments
Sordo Medina
Redactor, articulista y escritor.
shares