Breve guía para el turismo en Estambul

Mezquita Azul

Breve historia

Bizancio fue creada por los griegos de Megara en el año 667 a.C. en honor al rey tracio Byzas y pronto se convirtió en una de las ciudades más importantes por su ubicación entre Europa y Asia.

Después del dominio de los griegos de Megara, pasó a manos de los Persas, que dominaban prácticamente toda la actual Turquía al otro lado del Bósforo. Luego llegaron los espartanos, los macedonios, después los celtas y finalmente Roma, para dominar esta ciudad durante 1,600 años bajo el Imperio unificado y a partir del 395 como capital del nuevo Imperio de Bizancio. Años antes, en el 330 d.C., había cambiado el nombre de su ciudad principal a Constantinopla en honor al emperador Constantino.

La ciudad permaneció en manos cristianas hasta que en 1453 los otomanos tomaron Constantinopla acabando así con el milenario Imperio de Bizancio o Imperio Romano de Oriente y alcanzando en su avance el corazón de Europa.

Místicos SufisDesde entonces, la ciudad empezó a llamarse de forma no oficial Estambul, hasta que en 1930, tras la caída del Imperio Otomano y la creación de la República de Turquía, el topónimo actual se oficializó.

Toda su historia ha provocado que Estambul sea uno de los destinos más visitados del mundo; la sede del Patriarcado de la Iglesia Ortodoxa; zona de mayor influencia del misticismo sufí y, literal y literariamente, la puerta que separa Europa de Asia; o lo que es lo mismo: las sociedades fundamentadas en el cristianismo y la cultura greco-latina de las sociedades musulmanas y orientales. Pero esta separación socio-cultural, lejos de suponer un problema, hace que la ciudad sea un lugar de tolerancia y riqueza artística por los restos que cada cultura ha dejado en la antigua Bizancio.

La ciudad de Estambul

Según el portal turístico http://www.estambulturismo.net, Estambul es la ciudad más poblada de Europa con casi 15 millones de habitantes que viven a ambos lados del Estrecho del Bósforo, lengua de mar que además de unir el Mar Negro con el de Mármara, separa geográficamente Asia de Europa. Al oeste del Bósforo, los turcos europeos; al este, los asiáticos.

Aunque la religión mayoritaria es la musulmana, Estambul es un crisol de culturas, sobre todo a nivel religioso. En la ciudad conviven los credos cristiano, judío y musulmán con sus respectivos templos repartidos por la ciudad.

A nivel cultural, la ciudad está repleta de universidades (la mayoría públicas) y una gran número de museos, mercados o bazares y lugares de interés. Veamos los más significativos.

Lugares turísticos de interés

Museo iglesia Santa SofíaMuseo e Iglesia de Santa Sofia y su Cisterna

Durante el periodo bizantino la Basílica de Santa Sofía se convirtió en uno de los templos más importantes y grandes de la cristiandad. Su construcción fue finalizada por Justiniano en el 537 d.C. y fue sede de la Iglesia Ortodoxa. En 1453 fue convertida en mezquita y remodelada a tal efecto.

Destaca de este edificio la llamada Cisterna, que es un inmenso depósito de agua bajo la basílica con 140×70 metros de área y que cuenta con nada menos que 336 columnas. Fue construida en tiempos romanos para albergar 100.000 toneladas de agua. Toda una obra de ingeniería.

Hoy en día, Santa Sofía es el punto más alto de la ciudad y es un gran museo donde admirar una impresionante panorámica de la ciudad de Estambul y la belleza de otro gran templo de la ciudad: la Mezquita Azul.

Mezquita AzulLa Mezquita Azul

Construida a principios del siglo XVII, en tiempos del Sultán Mustafá I, toma su nombre de una decoración especial: 20.000 azulejos azules y 200 vidrieras que la convierten en una de las mezquitas de mayor tamaño del mundo. La altura de su cúpula principal es de 43 metros y es la única mezquita del mundo con seis minaretes. Está abierta tanto al turismo como al culto, por lo que es recomendable visitarla de la mano de un guía para saber qué protocolos seguir para acceder a ella.

Iglesia-museo de Chora

Museo iglesia de ChoraEsta iglesia bizantina se construyó “fuera de la ciudad” (Chora en turco), más allá de las murallas de la antigua Constantinopla entre los años 1316 y 1321.

Para conocer mejor la historia de la cultura grecolatina en Bizancio, recomendamos la visita al Museo e iglesia de la Chora que comenzó a construirse en el siglo IV y se ha ido ampliando a lo largo de los siglos.

Palacio TopkapiPalacio Topkapi

En la ciudad hay otras serie de edificios civiles y el Palacio de Topkapi es uno de los más importantes ya que fue sede imperial recién el Imperio Otomano tomó la ciudad. Su construcción se terminó en el año 1465 y siguió siendo el centro del gobierno del imperio hasta el siglo XIX. En su interior (en el primero patio) se encuentra la Iglesia Ortodoxa de Santa Irene que se construyó en el siglo VII y que es una muestra de arte bizantino.

gran-bazar-estambulGran Bazar

No hay que marcharse de Estambul sin visitar su gran bazar. Construido en 1464 es como una gran ciudad comercial con 42.000 metros cuadrados de área divididos en 52 calles y donde se ubican más de 4.000 comercios. A este gran centro comercial se puede acceder por 20 puertas distintas, lo que le convierte en uno de los bazares más grandes del mundo.

Cemberlitas HamamiEstambul posee muchos lugares más para disfrutar del turismo como la Torre Galata, con 53 metros de altura; el Palacio de Dolmabahce, sede del gobierno del imperio que sustituyó al Palacio Topkapi; la Plaza Taksim, conocida por ser un centro de manifestaciones públicas; los paseos en barco por el Bósforo para poder disfrutar del litoral de Estambul a una y otra orilla y, como no, disfrutar de un baño turco, por ejemplo, en el Hamam de Cemberlitas, construido en 1584 y muy cerca del Gran Bazar.

En cuanto a la gastronomía, Turquía cuenta con numerosos tipos de platos propios de cada zona, aunque lo más conocido es el Donner Kebab de vaca o cordero, su té y sus dulces y frutos secos. La ciudad esta repleta de restaurantes o lugares donde adquirir estos productos como el Gran Bazar.
Finalmente, en cuanto a logística y recomendaciones generales, la ciudad está bien preparada para el turismo contando con servicios de transporte público, taxis y buenas conexiones con el aeropuerto. Cambiar dinero (dólares o euros) a Liras turcas también es sencillo y la gente se maneja con el inglés.
Sordo Medina
Redactor, articulista y escritor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *